¿Cuántas veces has sentido miedo cada vez que has tenido que comenzar un nuevo camino? ¿Ha llegado alguna vez a paralizarte e impedir que lo comenzarás?

El miedo a lo desconocido es ese gran enemigo-amigo que nos acompaña durante toda nuestra vida. Es un sentimiento muy común, todos lo hemos sentido alguna vez cuando nos tenemos que enfrentar a algo que no hemos conocido antes, y es que, no nos vamos a engañar, salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a algo inusual siempre asusta y es posible que  este hecho haga que en tu cabeza se empiece a librar una batalla de pensamientos contradictorios que en definitiva lo único que hacen es paralizarte y no dejan que avances.

Ese miedo te llevará a pensar cosas como:

¿Y si me arrepiento? ¿Qué pasa si esto no es como lo esperaba? ¿Me compensará tanto esfuerzo? ¿Qué dirán los demás de mí si fracaso? Más vale pájaro en mano que ciento volando ¿no?

Creerás que no eres lo suficientemente bueno o listo para emprender un nuevo camino o enfrentarte a una situación inesperada y empezarás a conformarte con tu situación actual, y aunque al principio estabas más que convencido de que querías hacer eso que tanto te ilusionaba, de repente parece todo lo contrario y empiezas a estar convencido de  que ya no es necesario aplicar ningún cambio en tu vida, pues crees que estás bien como estás.

¿Te has sentido alguna vez así?

Te contaré una pequeña historia:

En un país en guerra, había un rey, que tenía atemorizados a sus prisioneros. Acostumbraba a llevarlos a una sala, donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras llenas de sangre.

Hacía que se colocaran en círculo y les hacía la siguiente propuesta:

Pueden elegir entre dos opciones, morir a manos de estos arqueros o pasar por aquella puerta, detrás de la cual estaré yo esperando. Curiosamente, todos elegían morir a manos de los arqueros.

Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido al Rey, se dirigió al él y le dijo: Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?

Dime, soldado- respondió el rey.

Señor, ¿qué hay detrás de la puerta?

¡Ve y míralo tú mismo! Contestó su majestad.

El soldado, abrió temeroso la puerta y se encontró con unos potentes rayos de sol que entraban y llenaban de luz el lugar, cegándole.

Sorprendido, y a medida que se acostumbraba a la luz del sol, descubrió que la puerta le llevaba a un camino que conducía directamente a la libertad.

El soldado, asombrado, miró a su Rey, esperando una explicación.

Entonces el Rey le dijo: Yo les daba la oportunidad de elegir, pero ellos no se arriesgaron y por temor a lo desconocido, eligieron morir.

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por miedo a arriesgar? Esto es exactamente lo que pasa cuando no asumes un riesgo, nunca vas a saber lo que te espera detrás del mismo.

Existen muchas opiniones respecto al miedo aplicado en este ámbito, pero desde  mi punto de vista, si aprendes a pensar en éste desde el lado positivo, te darás cuenta de que cada vez que lo sientas porque tienes delante de ti un nuevo camino que emprender o una nueva meta, podrás comenzar a identificarlo solo como un sentimiento más, aprendiendo a transformarlo en ilusión y expectación por ser solo el comienzo de una gran oportunidad para descubrirte a ti mismo y crecer. Si eres capaz de verlo desde este lado, ese sentimiento te llenará de fuerza una vez superado.

 

 

Quizás piensas que esto es algo complicado de cambiar por lo que te daré unas claves que a mí me han funcionado cuando he sentido miedo ante una situación nueva.

 4 claves esenciales para aplicar si sientes que el miedo te paraliza

1. Analiza la base del miedo y recuerda el motivo principal por el que quieres dar este paso.

La próxima vez que pasen por tu cabeza afirmaciones del tipo “no lo voy a conseguir, no soy tan bueno como otros, etc.” Te invito a que te detengas un momento y reflexiones acerca de esos pensamientos e intentes profundizar más en ellos. ¿A que le temes exactamente y que puedes hacer para que ese miedo te acompañe en vez de obstruirte?

Toma una hoja de papel y anota en ella todas las frases negativas que vengan a tu cabeza acerca de lo que sientes y una vez hayas terminado intenta transformarlas en afirmaciones positivas.

Por ejemplo: ”no voy a conseguir un buen empleo si voy a Inglaterra porque mi nivel de inglés es bajo” lo puedes transformar en: “aunque no consiga el empleo de mis sueños al inicio de mi aventura, sé que mi nivel de inglés mejorará día tras día y esto me ayudará a conseguir un empleo hecho a mi medida pronto“

Cuando hayas transformado todas las afirmaciones ponlas en un lugar visible si es necesario y repítelas siempre que lo necesites. Recuerda que siempre se puede sacar lo mejor de lo peor, así que ¿por qué no empezar a aplicarlo?

2. Compara tus posibles decisiones

El miedo  se ha apoderado de ti y no te deja actuar. Estás empezando a replantearte si deberías quedarte dónde estás porque no estás tan mal.

Lo primero de todo déjame decirte algo: cuando algo pasa por tu cabeza, es por un motivo, no lo ignores tan rápidamente.

Aún así si necesitas un chute de motivación extra, tu mismo te lo puedes dar y para que lo veas de nuevo te invito a que hagas una lista (las listas son geniales para aclarar ideas) y escribas en ella los pros y los contras de lo que crees que ocurriría si tomases la decisión de dar tu paso definitivo y salir a vivir una experiencia fuera de tu país ¿Cuántos puntos han salido en cada lado de la hoja?

Ahí tienes tu respuesta, probablemente estarás sorprendido de ver que han salido muchos más pros que contras, ahora puedes ser más consciente de cuántos beneficios puedes obtener si te atreves a dar el paso y desafiar al miedo e inseguridades que ahora sientes.

3. Crea una red de posibles opciones

Siempre que vayas a tomar decisiones al comenzar  un nuevo camino es esencial que te informes muy bien antes acerca de  todos los temas que consideres. Tener  toda la información que puedas a tu alcance es algo muy importante que además te ayudará a crear una serie de planes B.

Piensa que siempre pueden cambiar y actualizarse cosas por el camino, o que algo no sea como lo habías imaginado por lo que crear una red de posibles opciones de “lo que puedo hacer en caso de…” es algo que además de ayudarte a llegar a tu meta, te dará seguridad y te acompañará haciéndote saber que puedes salir de cualquier situación, eres válido y si las cosas no salen como quieres o esperabas en un primer momento te adaptarás y lo solucionarás de manera efectiva.

4. Actúa, no lo pienses tanto

Tienes recursos, tienes planes, tienes información y lo más importante, te mueres de ganas de hacerlo. No te quedes estancado, simplemente da el paso y hazlo. Está bien que lo consideres, pero llega un momento en el que realmente o actúas o te vas a quedar estancado siempre en el mismo punto.

Hacerlo sin quedarte meditándolo durante mucho tiempo es la manera más efectiva y rápida para afrontar todos tus miedos. Simplemente da el paso y piensa que siempre, durante tu camino vas a encontrar las herramientas necesarias y vas a ir superando cada uno de los obstáculos que te paralizaban al principio.

 

 

Como ves, estos 4 pasos son muy simples y te harán darte cuenta de cuanto deseas comenzar un nuevo camino fuera de tu zona de confort.

Si necesitas aún más motivación te dejo esta dosis de alegría para que la escuches cada vez que lo necesites

Creo que después de todas las cosas que te he contado hay una cosa más que deberías hacer: coge una libreta que puedas llevar siempre contigo y empieza a trabajar en todas las claves que te he comentado antes.

¡Estoy deseando que me cuentes el resultado y celebrarlo contigo!


¿Has dejado alguna vez de vivir una nueva experiencia porque el miedo te paralizaba? ¿Qué pasos sigues tu para superarlo? ¡Cuéntame lo que quieras en comentarios!

Me considero una inconformista por naturaleza, buscadora de nuevas oportunidades y amante de emprender nuevos caminos. Tras años buscando nuevas experiencias que vivir en el extranjero para completar mi perfil profesional, he decidido comenzar con mi proyecto Vive tus Vueltas, para ayudarte y que tu puedas hacer lo mismo y tengas mejores oportunidades en el futuro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies