Comparte... ¡y haz que viaje!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hay una cosa que siempre intento transmitir a todos mis clientes y las personas que me piden consejo: Ser Au Pair no es para todo el mundo.

Llevo dentro del mundo Au pair desde el año 2012 y yo misma he sido Au Pair durante 2 años. En todos estos años he tenido todo tipo de experiencias, tanto propias como de clientes y personas a las que he ayudado en algún momento. Y a raíz de haberlas vivido de una manera u otra siempre llego a la misma conlcusión de que este programa no es ni fácil a nivel emocional, ni está hecho para cualquier persona.

En mi caso, viví dos experiencias con dos familias diferentes. Una de ellas empezó bien, pero finalmente tuve que cambiar de familia y sé en primera persona lo difícil que es esta situación. Sin embargo, con mi segunda familia, aunque eran geniales y todo fue bien evidentemente había momentos en los que deseaba no estar ahí o me sentía mal.

Por lo general me gusta centrarme en lo positivo de todo, principalmente porque soy una persona positiva y le encuentro el lado bueno a todo. Creo que toda experiencia dura, con el tiempo se convierte en una lección muy importante que debía si o si estar en tu vida. Pero dicho esto, no quiere decir que tengamos que sufrir, llorar y pasarlo mal obligatoriamente.

Toda experiencia tiene su lado positivo y negativo, es por eso que hoy te quiero presentar las ventajas y desventajas de ser Au Pair para que tu misma puedas descubrir si este programa está hecho para ti o no.

Ventajar principales de ser Au pair

Aprenderás inglés si o si

Por lo general, el objetivo principal de alguien que viaja como Au Pair al extranjero es mejorar su nivel del idioma y la verdad es que ser Au Pair es una excelente manera de que eso pase, principalmente porque las familias no suelen hablar español y para comunicarte tanto con los padres como con los niños vas a tener que usar el inglés todo el tiempo.

Los primeros días incluso te puede llegar a doler la cabeza de todo lo que tienes que pensar en inglés, pero esto te hará esforzarte bastante y aprenderás súper rápido. Además, también tendrás tiempo libre para ir a clases de inglés y esto te dará un plusa otras cosas que no practiques en casa como por ejemplo la gramática.

Alojamiento y comida incluido

Una de las cosas que pueden llegar a ser más estresantes cuando emigras es le hecho de que a no ser de que vayas con el trabajo concertado desde casa, tendrás que gastar parte de tus ahorros en pagar alojamiento, comida, transporte…

Sin embargo siendo Au Pair esto no ocurre, ya que el alojamiento y la comida están incluidos en el programa y también comenzarás a cobrar desde la primera semana, por lo que, por ese lado también tienes esa tranquilidad.

Madurar y ser independiente

Pasarás bastante tiempo contigo misma y tendrás que resolver muchas cosas sin ayuda de nadie. Esta es una manera excelente de salir de tu zona de confort donde nos ponen las cosas demasiado fáciles y aprenderás acerca de muchos temas que nunca antes te hubieses imaginado. Por otro lado, tendrás que ser bastante responsable, principalmente porque estarás a cargo de menores de edad y esto también te hará madurar bastante.

Vives la cultura de un país desde dentro

¿No te pasa que cuando viajas quieres conocer las costumbres locales y su gente? a mi desde luego si, y cuando te mudas a otro país no hay mejor manera de que suceda esto que viviendo con una familia original de la zona.

El estar con una familia con niños pequeños te hará ver además las diferencias en cuanto a la crianza y desde luego te abrirá los ojos, pues por un lado apreciarás lo que tu tienes y por otro verás que cosas puedes también mejorar.

Ganas experiencia internacional

Cada vez es más importante para los trabajos aportar pruebas de que tienes algún tipo de experiencia internacional, ya sea laboral, de voluntariado o de intercambio cultural.

Además, siendo Au Pair vives con tus jefes, por decirlo de alguna manera, y aunque a priori no te lo parezca, llegas a manejar un montón de situaciones como llegar a acuerdos, sacar situaciones adelante bajo presión y trabajar en equipo.

Si al hacer una entrevista después de tu experiencia como Au Pair se la presentas de esta manera, ten por seguro que les gustará.

Tienes bastante tiempo libre

Esto depende de las horas que trabajes con tu host family, pero por lo general y sobre todo si los niños van al colegio tienes bastante tiempo libre para estudiar, ir al gimnasio, hacer planes con tus amigos… incluso puedes plantearte comenzar un nuevo proyecto. ¡Aprovecha todo ese tiempo libre y disfrútalo!

Tienes un apoyo dentro del país

Siempre es importante tener a alguien que te pueda ayudar en el caso de que necesites algo dentro del país, ya sea por razones médicas, algún tipo de problema burocrático o incluso que te enseñe como funcionan las cosas dentro del país. Si desarrollas una buena relación con tu familia de acogida, ten por seguro que te ayudarán en caso de que alguna vez necesites algo.

Aprendes a controlar tus finanzas

El dinero que se gana siendo Au Pair es más bien poco, y aunque lo que realmente necesitas para vivir está cubierto es cierto que siempre te apetecerán caprichos o simplemente viajar, y a veces puede salir bastante caro. Por este motivo, aprendes a hacer malabares con el dinero, aprendes a ahorrar y a llevar un control de tus gastos para ser más consciente de donde se va tu dinero.

En el colegio no nos enseñan nada relacionado con las finanzas, así que en algún momento tendría que llegar la hora de aprender y esta experiencia te lo puede enseñar.

Desventajas principales de ser Au Pair

No tienes las mismas ventajas en el país que un trabajador

Al ser Au Pair no tienes un contrato de trabajo legal en el país de destino, ya que esto es un intercambio cultural, y por este motivo no tendrás las mismas ventajas.

En general puedes tener alguno problemas para abrir cuentas bancarias y si por ejemplo quieres el PPS number (en el caso de Irlanda) o el NIN (en el caso de Inglaterra) también tendrás que lidiar con una serie de preguntas y probablemente aportar algún tipo de prueba de que estás residiendo en el país para conseguirlo en el caso de que lo quieras.

Soledad y aislamiento

Cuando eres Au pair y sobre todo al principio puedes llegar a sentirte muy sola y aislada, pero la realidad es que realmente lo estás. Digamos que estás comenzando algo desde cero y aunque siempre es sencillo encontrar amigos, gente con la que hacer actividades y demás, es cierto que todo esto no va a aparecer por arte de magia y te lo vas a tener que buscar tú.

Por otro lado, muchas de las zonas en las que viven las familias son áreas que están alejadas del centro de la ciudad o pueblo y necesitarás coche. En caso de que la familia te proporcione uno necesitarás algunos días para practicar y al principio sentirás que solo estás encerrada en casa.

Por estos motivos, en algunos momentos puedes llegar a sentirte bastante sola y tener ganas de volver a casa, pero como te digo, esto también es parte de la experiencia y además, te aseguro que pasará pronto. Solo ten un poco de paciencia e intenta llegar con un plan para esos primeros días.

Decir NO a la familia

Esto es algo mucho más común de lo que me gustaría que fuese, pero es cierto que en algunos casos es inevitable.

Llegas a casa de tu host family y tu al principio, para querer de alguna manera impresionarles o por mera educación empiezas a decir que si a todo y a hacer cosas que no te tocan. Por ejemplo, los primeros días te puedes desvivir por lavar todos los platos, te piden que si puedes quedarte con los niños alguna noche y claro, ¿cómo vas a decir que no?

Amiga, amigo, sé que es algo muy difícil porque tu lo que quieres es encajar con ellos pero lo malo de esto es que en algunos momentos das y luego ya no hay vuelta atrás y ahí es cuando vienen los casos de Au pairs descontentos o que se sienten “explotados”.

Este quizás sea el punto más importante y es que para las familias es muy fácil acostumbrarse a lo bueno y tú, como au pair a veces te puedes sentir en la obligación de hacerlo.

Mi recomendación principal es que antes de aceptar a una familia, lo primero es que hagas muchas, pero que muchas preguntas respecto a tus responsabilidades y te asegures en la entrevista de que de verdad son la familia perfecta para ti, pero también que al llegar, si vas a ayudar más de la cuenta lo especifiques y mantengas una actitud adulta.

Ejemplos de cosas que le puedes decir a la familia en ciertos casos:

  • Puedo lavar yo los playos porque tu has hecho la cena, el pr´ximo día si tu haces la cena lo podemos hacer al revés ¿te parece?
  • Si quieres puedo lavar esa camisa hoy porque sé que tienes poco tiempo, pero preferiría centrarme en hacer solo lo de los niños como acordamos.
  • Si vas a salir esta noche puedo quedarme vigilando que los niños están bien, ¿pero te importaría que estuviese en mi habitación con la puerta abierta/que baje mi ordenador al salón (o lo que tuvieses planeado hacer en ese momento)

Sé que este es un tema controvertido, porque por ejemplo a veces la familia puede ser muy buena y tu sentirte en la obligación de hacer cosas de más, pero recuerda que manteniendo una actitud adulta y sobre todo haciendo ver que al final esto es una relación en la que todos ganáis, todo irá bien.

No llegar a sentirte como en casa

Vives con tus jefes, se lo difícil que puede llegar a ser desconectar y además no deja de ser la casa de otras personas, por lo que llegar a sentirte como en casa y hacer lo que harías en ella es difícil.

Esta es una sensación muy común y sé que es algo nada fácil de cambiar, lo único que puede hacerlo es el tipo de relación que mantengas con tu host family y como sea tu personalidad.

Personalmente es algo que me ha pasado. El no estar en casa en pijama todo el día, o  sentirme cohibida de abrir la nevera cuando quisiese y llevarme comida a mi habitación por ejemplo eran cosas que no me hacían sentir como en casa, pero normalmente pensar en todo lo que tenía a cambio y analizarlo me hacía darme cuenta de que era todo bastante bueno, por lo que al saber que el tiempo era definido me ayudaba a llevarlo bien.

No puedes cambiar ciertos comportamientos

Puede que no te guste como tratan a los niños, que les dan de comer o el tipo de actividades que hacen y eso es algo que no vas a poder cambiar. Es muy complicado decirle a unos padres que deberían cambiar algo sobre la forma en la que están educando a sus hijos y de hecho no deberías hacerlo, pero es cierto que a veces frustra porque puede que incluso vaya en contra de tu forma de pensar.

Me explico. Uno de los temas que a mi personalmente menos me han gustado durante mi etapa como au pair era la alimentación que le daban a mis host children, pero tras intentar introducir algunos platos nuevos, me di cuenta de que no puedes llegar y cambiar algo que siempre han hecho así, por lo que simplemente te queda hacer eso mismo, aprendiendo sobre  lo que tu quieres para el futuro.

En el caso de que esto tenga que ver con como se comportan los niños cuando los padres no están, si es algo que te afecta directamente deberías hablarlo con los padres y pedirles consejo sobre como actuar acorde a como lo harían ellos.

Susceptibilidad

Todos somos humanos y habrá veces en las que un miembro u otro de la familia o incluso tu pueda sentirse enfadado, cansado o simplemente esté teniendo un mal día. Cuando esto pasa habrá caras, comportamientos o palabras que te puedan molestar o incluso hacerte tomarlo de manera personal. esto es normal porque por lo general en situaciones desconocidas estamos más susceptibles y sentimos que todo va hacia nosotros.

Mi consejo es que en esos momentos simplemente respires, pienses que no es un ataque personal y te vayas a hacer otra cosa sin pensar demasiado en ello. Ayudará por amabas partes.

Dieta diferente

En países de habla inglesa tienen unos horarios de comidas muy diferentes a los que tenemos en España y eso a veces para ti no será fácil, sobre todo en el caso de que cenes con tu familia, que lo hará muy pronto y es probable que luego vuelvas a tener hambre. Por este motivo es importante que les expliques cual es tu horario habitual que tipo de comidas sueles comer, para que no sea tan chocante para ti.

Restricción en visitas y horarios

Vives en casa de otras personas así que cada vez que quieras que vaya alguien a casa tanto a pasar un rato, como de visita para quedarse, se lo tendrás que preguntar para saber si les parece bien. Por lo general aún no he conocido casos en los que a la familia le importe que te visiten o se queden tu familia y amigos, pero debes saber que no tienen esa obligación y que si te piden que no lo hagas deberás respetarlo y como consecuencia esto será una desventaja para ti.

Para mi las ventajas que ofrece el programa de Au pair son geniales, pero al mismo tiempo también es importante recordar las desventajas y cómo te puedes llegar a sentir, así que sabiendo esto, espero que elijas bien y sobre todo que finalmente disfrutes tu experiencia al máximo, ya que estoy segura de que será algo que siempre recordarás.

 

 

 

Me considero una inconformista por naturaleza, buscadora de nuevas oportunidades y amante de emprender nuevos caminos. Tras años buscando nuevas experiencias que vivir en el extranjero para completar mi perfil profesional, he decidido comenzar con mi proyecto Vive tus Vueltas, para ayudarte y que tu puedas hacer lo mismo y tengas mejores oportunidades en el futuro.

Comparte... ¡y haz que viaje!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies